Foto: Televisa

Demuestra estudio de la Agencia de Salud Pública de Inglaterra que los cigarros electrónicos o vapeadores son 95 por ciento menos dañinos que los cigarros de tabaco.

“La evidencia es que los fumadores que cambian a la inhalación de vapor eliminan casi todos los riesgos que el fumar implica en la salud”, concluye el estudio.

Esto se debe a que los vapeadores no contienen tabaco, y por ende, no provocan cáncer.Asimismo el estudio demostró que muy pocos jóvenes empiezan con el cigarro electrónico y se pasan a los cigarros normales.

El estudio evidenció que la totalidad de los 2.6 millones de adultos que utilizan vapeadores en Reino Unido son ex fumadores o fumadores actuales. Ellos muestran deseo de dejar de fumar a través de estos dispositivos menos dañinos.

La profesora Ann McNeill sugirió que estos dispositivos contribuyen a la reducción en número de fumadores entre adultos y, también, entre los jóvenes.Por ello, la salud pública británica apuesta por medidas y mecanismos para ayudar a reducir el tabaquismo.

Un dato preocupante para los científicos fue lo que la gente piensa sobre los electrónicos.En 2013, sólo 8.1 por ciento pensaban que eran dañinos, pero dos años después la cifra saltó a 22.1 por ciento.

Dado a esto, la Agencia de Salud Pública quiso hacer el estudio, para comprobar que son 95 por ciento menos dañinos que los cigarros tradicionales. “La evidencia generalizada apunta a que los vapeadores realmente están ayudando a las personas a dejar de fumar tabaco”, afirma.

Éstos aparatos están cambiando el panorama de salud en el mundo, pues promueven la reducción de enfermedades.

Mientras que en el resto del mundo se realizan campañas para promover los cigarros electrónicos como producto no cancerígeno, que es 95 por ciento menos riesgoso que el tabaco y puede ayudar a la dejar de fumar a la gente, en México su comercialización es clandestina.

Deja tu comentario

  • (not be published)