Tras la cancelación del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), ordenada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el gobierno de México ha manifestado que su prioridad es brindarle seguridad jurídica a los “dreamers”, principales afectados, según informó Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores.

El canciller mexicano señaló que el Estado mexicano actuará por la vía diplomática, buscando a través de la Embajada y Consulados otorgar la asesoría jurídica que requieran los “dreamers”.

Por otro lado, Videgaray comunicó que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, giró instrucciones a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) para que se abra una bolsa de trabajo especial para los jóvenes que vayan a regresar al país.

Asimismo, la Secretaría de Educación Pública (SEP) se encargará de realizar los preparativos para la revalidación de estudios y la integración de los “dreamers” repatriados a las instituciones académicas del país.

Deja tu comentario

  • (not be published)