Este jueves 16 de noviembre se dio a conocer que un niño menor de edad quien se perdió de la vista de su mamá por unos minutos en el interior de la popular tienda de maquilla Sephora, ha causado daños por mil 300 dólares.

El incidente sucedió el sábado 11 de noviembre por la noche en la sucursal Sephora en Augusta, Georgia, y fue difundido por una mujer en redes sociales, quien instó a padres de familia a no perder de vista a sus hijos y atenderlos para no meterlos en lugares “inapropiados”.

Después de que el caso fue difundido, comenzaron a circular en Facebook y Twitter comentarios en contra de la madre y el cuidado de su hijo.

Deja tu comentario

  • (not be published)