El menor de edad que fue encontrado ayer con sus padres mientras era transportado en bolsas de plástico y cobijas rumbo a Puebla, falleció por infarto al miocardio y ataque epiléptico, de acuerdo con la Procuraduría General de Justicia (PGJ) local.

El pasado domingo la madre Silvia Reyes Batalla fue hallada con su hijo Miguel en brazos por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México en la estación de autobuses TAPO.

Reyes Batalla, de 25 años de edad, explicó que desde que el niño nació sufría de problemas cardiacos, por lo que decidió traerlo a la capital para su atención médica, sin embargo, al llegar a la terminal de autobuses de Oriente se percató de que había perdido la vida.

La versión de Silvia fue confirmada por Alfonso Refugio Domínguez, un hombre con el que tenía planeado viajar.

Posteriormente, el menor fue trasladado a su lugar de origen en el Estado de México, previos a los trámites funerarios y administrativos respectivos, señaló la PGJ local través de un comunicado.

Deja tu comentario

  • (not be published)