Al parecer Google Maps no se cansa de sorprender a los usuarios de dicha plataforma, esta vez le tocó a una mujer que quería conocer la fachada de la estación de policía en Reynosa, en el estado de Tamaulipas, donde estaba asignado su marido, pero se encontró con otra sorpresa.

La mujer al colocar la fachada de la comisaría aparecía su marido abrazado con otra, el policía alegó que era una imagen editada, pero su mujer no le creyó y en cambió le solicitó el divorcio.

No es la primera vez que Google Maps nos sorprende con alguna situación excéntrica captada por sus cámaras, hace unos meses fue captado un señor desnudo saliendo de una maletera de un convertible, como si estuviese escapando de un secuestro, aunque no se descarta la posibilidad que se haya planeado la situación.

Deja tu comentario

  • (not be published)