Un tribunal de Rusia ordenó el inmediato bloqueo del servicio de Telegram, por no cumplir con normativas aplicadas a servicios de mensajería instantánea.

La determinación judicial se originó tras la petición de Roskomnadzor, el regulador ruso en materia de comunicaciones, luego de que el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Rusia señalara que Telegram no cumple con los requisitos legales que le son aplicables.

Cabe mencionar que las leyes rusas en materia de comunicaciones, son tan rígidas que obligan a las empresas desarrolladoras de estos sistemas (aplicaciones) a revelar datos para la decodificación de comunicaciones.

El gobierno de Vladimir Putin ya había emprendido acciones contra Telegram, ya que en octubre de 2017 fue multada con 800 mil rublos (14 mil dólares) por incumplir con este requisito y se les notificó el posible bloqueo.

Pável Dúrov, creador de esta aplicación, huyó de Rusia en 2014 al señalar presiones por parte del gobierno para que compartiera datos de miembros de la oposición que usaban la red social VKontakte, creada por él en 2006.

Ante esto, Dúrov ha recalcado su principio de no compartir datos o códigos con nadie, ni siquiera con gobiernos, lo que ha provocado que se señale a Telegram como medio usado por organizaciones terroristas.

Deja tu comentario

  • (not be published)