México, a través de La Presidencia de la República, rechazó la serie de declaraciones amenazantes del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por el conflicto migratorio.

A través de un comunicado, el Gobierno mexicano subrayó que su política migratoria se ejerce de manera soberana, conforme a derecho y sin tomar en cuenta “amenazas externas”.

Las secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores establecieron que México busca una migración legal, segura, ordenada y apegada a Derechos Humanos.

Sobre la caravana de migrantes, llamada “Viacrucis del Migrante”, la cual fue uno de los puntos criticados por Trump, las autoridades mexicanas detallaron que acompañaron a los migrantes por respeto a sus derechos humanos.

Agregaron que dicha marcha se dispersó debido a una decisión de los propios migrantes “y no a presión externa o interna alguna”.

Por otro lado, el canciller mexicano, Luis Videgaray, escribió en su cuenta de Twitter que el Gobierno mexicano ya pidió a Estados Unidos que clarifique el anuncio “sobre el uso del ejército en la frontera”.

Deja tu comentario

  • (not be published)