Esta madrugada llegaron a Estados Unidos los tres ciudadanos norteamericanos que se encontraban presos en Corea del Norte y que fueron liberados por el régimen de Kim Jong-un.

El recibimiento a Kim Dong Chul, Kim Hak Song y Tony Kim se dio en la base aérea Andrews, ubicada cerca de Washington, acto en el que estuvieron presentes Melania Trump, el vicepresidente Mike Pence y otros altos funcionarios de la Casa Blanca.

“Esta es una noche especial para estas tres grandes personas”, indicó el presidente Trump, indicando que era un gran honor recibir a los tres estadounidenses, de origen coreano.

Además, agradeció al líder norcoreano por la liberación y por la disposición al diálogo. “Estamos comenzando con buen pie”, expresó sobre el acercamiento que se está dando entre Estados Unidos y Corea del Norte.

Después del recibimiento, las tres personas fueron trasladadas al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, para ser sometidos a análisis y recibir tratamiento médico, en caso de ser necesario.

Deja tu comentario

  • (not be published)